La verdad del Seguro de Viaje

Una de las preguntas que la mayoría de nosotros nos hacemos antes de realizar un viaje es si contratar o no un seguro de viaje. Pero muchas veces oímos una voz interior que nos dice… A mi no me va a pasar nada, así que, ¿para qué contratarlo?

Cuando empezamos a organizar un viaje no solemos ni queremos pensar que nos pueda ocurrir algo malo, pero hay que ser concientes de que hay un riesgo, y ante este riesgo, ¿qué mejor que minimizar sus consecuencias? No me refiero solo al coste que pueda suponer, que ya es motivo suficiente como para contratar un seguro que nos cubra parte o la totalidad del importe del viaje, sinó a la comodidad que nos aporta el poder contar con el soporte de la compañía de seguros que con una llamada nos pueden ayudar en nuestro momento crítico.

Asistencia Sanitaria

El motivo principal por el que recomiendo viajar asegurado es la Asistencia médica y sanitaria. Por muy sanos que estemos, no estamos excentos a una intoxicación por algo que hemos comido, o a una caída, a un accidente… y la diferencia en tener un seguro o no, es en la cantidad de dinero que nos va a costar la visita médica, la hospitalización, los medicamentos. Muchos países no tienen una sanidad pública eficiente o muchos solo disponen de sistema privado al que acudir a él nos puede salir muy caro.

En el ámbito europeo, tenemos la tarjeta sanitaria europea pero solo permite acudir a ciertos hospitales concertados de la Unión Europea y no a los privados. Con la tarjeta no quedarían cubiertos los gastos del traslado al centro sanitario, la ambulancia ni los gastos de repatriación al país de origen, pero con un seguro de viaje si.

Para que os hagáis una idea, en Francia, el coste medio de una prueba médica, como puede ser un escáner es de 168 €; el de un día de hospitalización es de 781 € y el de una operación, hospitalización y atención médica, por ejemplo una apendicitis, puede costar unos 4.090 €.

Si salimos de la Unión Europea, en Estados Unidos no existe la sanidad pública universal, así que los gastos son mayores, la media de una prueba médica es de 540 €, un día de hospitalización de 3.903 € y el total de un caso de apendicitis es de unos 12.600 €.

Otro motivo muy importante por el que acosnsejo viajar asegurado, es la cobertura de Gastos de Cancelación.

Una vez ya cancelledtienes contratado los vuelos, el alojamiento, el coche, las excursiones y casi la maleta hecha, te surje un imprevisto que te impide viajar. Te has caído y te has roto una pierna, te han despedido o te han prorrogado el contrato laboral, te han llamado para ser miembro de una mesa electoral, ibas a hacer un viaje de Luna de miel y se ha cancelado la ceremonia… todos estos, entre muchos más casos, estarían cubiertos dentro de una póliza con gastos de cancelación. Si por mala suerte, te ocurre un imprevisto de estos, el seguro cubriría, dentro de los límites especificados en las condiciones generales, el importe que resulte de la cancelación del viaje.

Además de estas dos coberturas fundamentals, el seguro de viaje cubre mucho más: el robo, la pérdida o la demora en la entrega del equipaje, la pérdida de servicios contratados, gastos de repatriación del asegurado y de hasta dos acompañantes, el servicio de intérprete en el extranjero, adelanto de fondos monetarios…

Hay que tener en cuenta que una compañía de seguros es una empresa y ellos no pueden cubrir TODOS los supuestos y deben marcar unos límites. Así que por ejemplo, un seguro de cancelación, cubrirá una serie de cláusulas que la Compañia crea que puedan ser por motivos ajenos al viajero que le impidan viajar como podría ser un accidente o una enfermedad grave, la muerte de un familiar, un despido laboral, complicaciones en un embarazo… Todo va detallado en las condiciones generales de cada póliza y siempre hay que leer la letra pequeña de las mismas, porqué hay exclusiones que nos pueden afectar. Las compañías de seguros se van adaptando a lo que el viajero necesita, y cada vez incluyen más coberturas.

En este post he hablado de coberturas pero hay que tener en cuenta que no todas las pólizas tienen las mismas, hay pólizas de viajes que no cubren los gastos de cancelación, por ejemplo.

Me he basado en las coberturas que nosotros ofrecemos y que podréis encontrar en el link siguiente:

http://touristforum.net/#!/es/informacion/seguros-de-viaje.html

Como se suele decir, ¡Más vale prevenir que curar! así que no lo dudéis al contratar un seguro de viaje. Y  es mejor contratarlo y no tener que usarlo.

¡Felices viajes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s